domingo, 20 de agosto de 2017

EL TECOLOTE (LEYENDA MAYA)

En El Mayab vive un ave misteriosa, que siempre anda sola y vive entre las ruinas. Es el tecolote o tunkuluchú, quien hace temblar al maya con su canto, pues todos saben que anuncia la muerte.

Algunos dicen que lo hace por maldad, otros, porque el tunkuluchú disfruta al pasearse por los cementerios en las noches oscuras, de ahí su gusto por la muerte, y no falta quien piense que hace muchos años, una bruja maya, al morir, se convirtió en el tecolote.
También existe una leyenda, que habla de una época lejana, cuando el tunkuluchú era considerado el más sabio del reino de las aves. Por eso, los pájaros iban a buscarlo si necesitaban un consejo y todos admiraban su conducta seria y prudente.
Un día, el tunkuluchú recibió una carta, en la que se le invitaba a una fiesta que se llevaría a cabo en el palacio del reino de las aves. Aunque a él no le gustaban los festejos, en esta ocasión decidió asistir, pues no podía rechazar una invitación real. Así, llegó a la fiesta vestido con su mejor traje; los invitados se asombraron mucho al verlo, pues era la primera vez que el tunkuluchú iba a una reunión como aquella.
De inmediato, se le dio el lugar más importante de la mesa y le ofrecieron los platillos más deliciosos, acompañados por balché, el licor maya. Pero el tunkuluchú no estaba acostumbrado al balché y apenas bebió unas copas, se emborrachó. Lo mismo le ocurrió a los demás invitados, que convirtieron la fiesta en puros chiflidos y risas escandalosas.
Entre los más chistosos estaba el chom, quien adornó su cabeza pelona con flores y se reía cada vez que tropezaba con alguien. En cambio, la chachalaca, que siempre era muy ruidosa, se quedó callada. Cada ave quería ser la de mayor gracia, y sin querer, el tunkuluchú le ganó a las demás. Estaba tan borracho, que le dio por decir chistes mientras danzaba y daba vueltas en una de sus patas, sin importarle caerse a cada rato.
En eso estaban, cuando pasó por ahí un hombre maya conocido por ser muy latoso y molesto. Al oír el alboroto que hacían los pájaros, se metió a la fiesta dispuesto a molestar a los presentes. Y claro que tuvo oportunidad de hacerlo, sobre todo después de que él también se emborrachó con el balché.
El maya comenzó a reírse de cada ave, pero pronto llamó su atención el tunkuluchú. Sin pensarlo mucho, corrió tras él para jalar sus plumas, mientras el mareado pájaro corría y se resbalaba a cada momento. Después, el hombre arrancó una espina de una rama y buscó al tunkuluchú; cuando lo encontró, le picó las patas. Aunque el pájaro las levantaba una y otra vez, lo único que logró fue que las aves creyeran que le había dado por bailar y se rieran de él a más no poder.
Fue hasta que el maya se durmió por la borrachera que dejó de molestarlo. La fiesta había terminado y las aves regresaron a sus nidos todavía mareadas; algunas se carcajeaban al recordar el tremendo ridículo que hizo el tunkuluchú. El pobre pájaro sentía coraje y vergüenza al mismo tiempo, pues ya nadie lo respetaría luego de ese día.
Entonces, decidió vengarse de la crueldad del maya. Estuvo días enteros en la búsqueda del peor castigo; era tanto su rencor, que pensó que todos los hombres debían pagar por la ofensa que él había sufrido. Así, buscó en sí mismo alguna cualidad que le permitiera desquitarse y optó por usar su olfato. Luego, fue todas las noches al cementerio, hasta que aprendió a reconocer el olor de la muerte; eso era lo que necesitaba para su venganza.
Desde ese momento, el tunkuluchú se propuso anunciarle al maya cuando se acerca su hora final. Así, se para cerca de los lugares donde huele que pronto morirá alguien y canta muchas veces. Por eso dicen que cuando el tunkuluchú canta, el hombre muere. Y no pudo escoger mejor desquite, pues su canto hace temblar de miedo a quien lo escucha.
Por eso la frase, cuanto el tecolote canta… el indio muere


viernes, 18 de agosto de 2017

VINOS DE COLOR, EL NUEVO HIT FR LAS BODEGAS ESPAÑOLAS


La humanidad produce vino desde hace miles de años, pero en sólo tres colores: rojo, blanco y rosado. Pero ya no más. Varias empresas españolas idearon formas de producir vinos naturales en casi cualquier color imaginable, desde el azul vibrante al verde, y hasta rosa.


Todo comenzó el año pasado, cuando la empresa española Gïk lanzó el primer vino azul del mundo. Pasaron dos años trabajando con científicos de la Universidad del País Vasco e investigadores de alimentos de Azti Tecnecalia tratando de utilizar la antocianina, un pigmento natural en la piel de las uvas, para manipular el color del vino. Se convirtió en un gran éxito comercial, con la compañía informando en enero que había vendido más de 100.000 botellas en menos de seis meses. Pero la competencia está aumentando, ya que otras bodegas españolas están utilizando tecnología similar para crear todo tipo de vinos de inusuales colores.


La Bodega Santa Margarita, en Caudete, España, ofrece diferentes tonos de vino azul, así como vinos verdes, naranjas y rosados, como parte de su línea “Passion”. Ya son un gran éxito en varios mercados europeos, como los Países Bajos y el Reino Unido. También utilizan la antocianina para sus vinos Passion Blue, pero no está claro cómo hacen sus vinos anaranjados y rosados.



 Las Bodegas y Viñedos Amaya también mezclan tradición e innovación para crear lo que llaman “tecnovinos”. Hasta ahora tienen una colección de vinos rojos, amarillos y verdes brillantes, hechos de una variedad de uvas españolas.
Todos estos vinicultores están confiando en la curiosidad de la gente para llegar a una nueva base de clientes, así como para cambiar la forma en que el mundo piensa sobre el vino. Pero, aparentemente, a los legisladores no les gusta mucho el cambio.


A principios de este año, Gïk anunció que las autoridades españolas les habían prohibido vender su bebida azul como vino, porque es del color equivocado. No hay categoría para el vino azul, por lo que aunque es 100% vino, Gïk se vio obligado a re etiquetar las botellas, y vender su producto en la categoría “otras bebidas alcohólicas”.



 “Para seguir vendiendo, nos hemos visto obligados a dejar de etiquetar a Gik como un vino. En cambio, tuvimos que etiquetarlo como una categoría bastarda llamada “Otras bebidas alcohólicas”. ¿La razón principal? No hay una categoría para un vino azul, ya que no hay antecedentes históricos para algo similar”, escribió Gïk en un comunicado. Tuvimos que cambiar la composición a 99 por ciento de vino y 1 por ciento de uva para adaptar el producto a la legislación vigente”.


A pesar de estos obstáculos, es poco probable que la revolución del color del vino se detenga. La gente se siente atraída por los colores inusuales como el azul y el rosa, incluso si hace que los vinos se parezcan más a las bebidas energéticas, y la mayoría no se preocupan por detalles técnicos como la categoría en la que se venden.

miércoles, 16 de agosto de 2017

GODZILLA VENDRÁ A MÉXICO A DESTRUIR EL CENTRO HISTÓRICO


El monstruo radioactivo nipón rondará en la zona de Santo Domingo, donde se construirá un avión para una escena de la cinta protagonizada por Vera Farmiga, Millie Bobby Brown, Kyle Chandler y Ken Watanabe.
El monstruo radioactivo nipón destruirá el Centro Histórico de la CDMX, donde la próxima semana rodará escenas de su próxima película Godzilla: King Of Monsters.  


Godzilla rondará en la zona de Santo Domingo, del primer cuadro de esta ciudad, donde se filmarán escenas de su esperada cinta.
El director Michael Dougherty rodará en el corazón de la Ciudad de México e incluso se construirá un avión para ser destruido por Godzilla en una escena del filme.



 La película es protagonizada por Vera Farmiga (Bates Motel), Millie Bobby Brown (Stranger Things), Kyle Chandler (Bloodline) y Ken Watanabe (Batman Begins), entre otros, y su estreno está contemplado para 2019.




lunes, 14 de agosto de 2017

¡CONOCE LAS MULTICOLORES ARAÑAS PAVO REAL!


 Uno de los animales que mayor rechazo natural genera es la araña, pero hoy te presentamos a una nueva especie, con la que es difícil no maravillarse: Las arañas pavo real, también conocidas como “Maratus” (nombre científico de la familia arácnida), endémicas casi en su totalidad de Australia, aunque se encontró una especie en China.
Estos adorables insectos fueron descritos por primera vez en el año 1876, por el sacerdote y zoólogo Octavius Pickard Cambridge, un británico que pasó su vida estudiando aves y arácnidos principalmente, y que tenía un amigo que recorría las tierras australianas,  y que fue quien le envió los primeros ejemplares de arañas pavo real.


 Estos arácnidos pertenecen a la familia de los salticídos o arañas saltarinas, llamadas así porque entre sus técnicas de caza se encuentran ágiles saltos, para atrapar desprevenida a su presa. Aunque también se ha asociado, en ciertas especies, la capacidad de saltar a sus bailes de apareamiento.
Respecto a las arañas pavo real, podemos decir que son relativamente pequeñas, su tamaño suele oscilar entre 4 y 6 mm de largo; siendo la mayor medida conocida de 7,5 mm de largo. Una curiosidad respecto a sus llamativos colores es que solo están presentes en el macho, como medio de apareamiento; las hembras suelen poseer opacos tonos blancos, negros y marrones. Sin embargo, por la disposición de colores, tanto en macho como en hembras, se puede conocer a que subgénero pertenece cada araña pavo real.


En cuanto a sus hábitos, podemos decir que la época de apareamiento de las arañas pavo real es entre septiembre y noviembre; meses en los cuales los machos llevan a cabo complejas danzas frente a la hembra, mostrando los colores de la aleta de su abdomen, vibrando su cuerpo y golpeando su pecho con las patas delanteras. Como dato curioso podemos mencionar que si la hembra no considera adecuad la danza de apareamiento del macho, tratará de comérselo.
De lo dicho anteriormente podemos establecer que es una especie que, a veces, recurre al canibalismo, ya sea como medio de rechazo en el apareamiento, o simplemente de alimentación. También se alimentan de otros insectos, sin importar que estos estén vivos o muertos.


Una curiosidad respecto al nombre de la primera de las arañas pavo real
La primera especie que describió Octavius recibió el nombre de “Maratus Volans”, pues la palabra “Volans” significa “voladora” en latín. Esto se originó ya que la persona que le envió los especímenes al zoólogo, le aseguró que las había visto desplegar la aleta de su abdomen y usarla para planear durante los saltos. Aunque posteriormente la Australasian Arachnological Society desmintió este hecho, decidió conservar el nombre original.
Se desplazan con sigilo y realizan gráciles movimientos, emprenden saltos increíbles y cuando avistan a su pareja despliegan un abanico lleno de colores para llamar su atención. Nos estamos refiriendo a uno de los arácnidos más curiosos del reino animal y que debes conocer. Hoy os presentamos en imágenes a la araña pavo real.


 Durante la época de cortejo, cuando quieren atraer el interés de las hembras, despliegan sus alas en todo su esplendor para deslumbrar a su futura pareja con una explosión de colores que la dejará realmente impactada y se rendirá a sus deseos.


Las tonalidades cromáticas que envuelven el diminuto cuerpo de estos ejemplares cumplen también con otra función primordial y es que les ayudará como táctica de camuflaje, para protegerse del peligro o de cualquier amenaza externa que pueda poner en peligro su vida.


La dieta de esta araña pavo real se compone básicamente de cualquier tipo de insectos, incluso ha habido casos de canibalismo entre ellas. Su visión es tan aguda que puede avistar a su víctima a tan solo unos 20 cm de distancia.


En Australia se cuentan  un total de 43 especies de arañas pavos reales diferentes. La amplia mayoría han sido descubiertas por fotógrafos aficionados sin apenas contar con financiación alguna.


¿Qué os parece la araña pavo real?

sábado, 12 de agosto de 2017

LECCIONES UTILES QUE NOS DEJO ALBERT EINSTEIN


Que Albert Einstein revolucionó el mundo de las ciencias con la teoría de la relatividad, pero Einstein nos aportó mucho más. No fue únicamente su alta capacidad intelectual lo que le llevó a triunfar, sino que Einstein tenía una serie de valores que juntos a sus altas capacidades le condujo al éxito.
Además, Einstein fue una de esas personas que tenía tan claro lo que quería hacer y que estaba convencido de sus ideas que lucho a contracorriente por conseguir hacer lo que quería. El científico de pelos locos nos dejó lecciones que podemos aplicar en cualquier ámbito de nuestra vida y que seguro nos serán útiles tanto para nuestra vida laboral o profesional como para la personal y familiar.

Sé curioso


 “No tengo ningún talento especial. Solamente tengo una curiosidad pasional”
La curiosidad es un rasgo de gran valor, ser curioso te puede llevar a descubrir grandes cosas, a evolucionar, a superarte a ti mismo. Lo dice hasta Einstein, aunque ponemos en duda eso de que no tenga un talento especial, estamos de acuerdo en que la curiosidad puede aportarnos cosas muy buenas.
Convertir en profesión tu pasión hará que ser curioso sea algo que te salga solo. Debes ser honesto contigo mismo respecto a las cosas que te interesan e ir a por ello. Aprender, descubrir y prestar atención a lo que te gusta. Además, ser curioso tiene premio, te obliga a mantener a tu cerebro ocupado y recibes estimulación constante. También ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades de memoria como el Alzheimer según la prestigiosa Clínica Mayo y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares según un estudio de Psychology and Anging.
Sé paciente y perseverante


“No es que sea inteligente, es sólo que me quedo con el problema más tiempo.”
En la vida las cosas que valen la pena no son fáciles. Y los problemas no suelen resolverse rápido. Tanto si se tratan de gestionar tus relaciones familiares o de amistad como con proyectos profesionales, la paciencia y perseverancia será la clave para llegar a la meta y tener éxito.
De nada sirve rendirse ante el primer revés o contratiempo. Los buenos resultados no se suelen conseguir ante el primer intento. Es importarse no rendirse, ni tirar la toalla a la primera de cambio que las cosas no salen como imaginábamos. La paciencia es clave para poder ser perseverante, hemos de confiar en nosotros, sobre todo al obtener errores, es importante pensar que lo vamos a conseguir, aunque tardemos más de lo que esperábamos en hacer. La perseverancia y la paciencia son fundamentales como valor y Einstein lo sabía.
Enfócate en el presente


 “Cualquier hombre que pueda conducir con toda seguridad mientras besa a una chica guapa, no está prestando suficientemente atención al beso.”
Concentrarse en lo que uno hace es de vital importancia. Vivimos en un mundo de locos en el que aspiramos a hacer veinte cosas a la vez y a hacerlas bien y eso es muy difícil. Es mucho más importante centrarse en lo que se está haciendo en el momento y hacerlo bien. Einstein entendía la relevancia de enfocarse en tu objetivo de ahora e ir a por él. Puedes hacer de todo, pero no todo a la vez.
Dalo todo con lo que estés haciendo en este momento, enfoca toda tu energía en ello, estate atento y no piense en lo que tendrás que hacer después, con un solo objetivo el éxito así está asegurado. Una vez termines podrás dedicarte a realizar la siguiente tarea con la misma concentración.

Comete errores


“Una persona que nunca cometió un error, nunca probó algo nuevo.”
El miedo a equivocarse detiene a muchísimas personas, personas que probablemente cuentan con grandes capacidades de hacer cosas muy buenas, cosas que jamás harán por el miedo a no hacerlo bien. El temor al fracaso es, sin lugar a dudas, un camino directo a él, el mayor impedimento del éxito. Einstein se equivocaba igual que tú y que yo, pero continúo trabajando y lo que ha quedado son sus éxitos. Si el fracaso te frena eso es lo que quedará de ti.
Los errores, además, son una fuente de sabiduría, aprendes qué no has de hacer, por qué has fracasado. Te hacen ser mejor, más listo y además en el segundo intento será incluso más rápido. Que no te detenga el fracaso, si te equivocas no te desanimes, coge ese error, y úsalo a tu favor para aprender y hacerlo mejor en el siguiente intento.
Crea valor


“Esfuérzate no para ser un éxito, mejor ser alguien que crea valor”
De nuevo Einstein nos enseñó a no centrarnos en lo banal, el éxito es el resultado final de mucho trabajo y el valor está justo en eso, en el trabajo, mucho más que en el éxito. Enfocar el camino a encontrar el éxito es otro error, hay que tratar de hacer cosas con valor, ese es el camino hacia el éxito. De nuevo los valores anteriormente citados van ligado a ello, un trabajo de valor vendrá acompañado de paciencia y perseverancia, de aprender de los errores, de ser curioso y tener claro lo que queremos hacer y para qué tenemos talento.
La única forma de obtener un trabajo beneficioso a cualquier nivel es crear valor, realizar un trabajo digno y no intentar ir por la vía rápida, sino disfrutar del camino por muy laborioso que sea, pues ahí es como se hacen las cosas buenas.

El conocimiento viene de la experiencia


“La información no es conocimiento. La única fuente de conocimiento es la experiencia.”
De nuevo Einstein nos da una lección aplicable a cualquier ámbito de la vida, tanto personal como profesional. Está muy bien documentarse, tener información, saber teorías, incluso a veces es necesario saber cómo abordar algo. Pero si algo nos va a enseñar de verdad, mucho más que esas nociones que tanto nos esforzamos por aprender, es la práctica, la experiencia. Tanto si vas a ser padre y te lees manuales de cómo cuidar al bebé, aprenderás mucho más cuando empieces a cuidar a tu bebé. Como si estudias la carrera de medicina y te empollas bien el manual de Medicina Interna, hasta que no empieces a tratar con enfermos y a curarlos no obtendrás el verdadero conocimiento.
La mejor forma de aprender y dominar una materia es trabajando de forma práctica en ello, desde luego tener conocimientos teóricos nos aportara muchas facilidades pero una vez los pongamos en práctica recibiremos el doble de conocimientos de la experiencia. La experiencia es la piedra filosofal para dominar un campo en concreto

jueves, 10 de agosto de 2017

VA A TRABAJAR NADANDO TODOS LOS DIAS PARA EVITAR EL TRÁFICO.



 La mayoría de los trabajadores en Múnich, Alemania, pasan horas atrapados en el tráfico, o tratando de meterse todas las mañanas en un tren hacinado, pero para Benjamin David, de 40 años, el viaje al trabajo es en realidad una experiencia relajante. Todos los días se zambulle al río Isar y nada dos kilómetros hasta su oficina en Kulturstrand.



 Benjamin David solía ser uno de los miles de habitantes de Múnich tratando de hacerse camino en las concurridas carreteras y en los senderos para ciclistas, pero hace dos años decidió que necesitaba encontrar una alternativa más sencilla, y el río Isar parecía la respuesta obvia. El río pasa justo debajo de su apartamento en Baldeplatz, y, aunque nadie lo ha usado para viajar en décadas, solía ser la mejor manera de moverse. La gente viajaba arriba y abajo del Isar usando balsas, y, en un punto, era una de las rutas más populares entre Roma y Viena. Pero en lugar de remar en una balsa, Benjamin decidió nadar hasta el trabajo, y ha sido su principal medio de transporte por los últimos dos años.
Cada mañana, Benjamín, fundador y portavoz de una pequeña consultora de cultura y negocios, sale de su apartamento en Baldeplatz, cruza la calle y salta al río Isar. Tiene que nadar dos kilómetros a su oficina en Kulturstrand, lo que le toma generalmente cerca de media hora. Una vez allí, se seca con una toalla, se viste una remera, y espera a que sus colegas superen el tráfico pesado, disfrutando de un capuchino en un café.



El nadador encontró la manera perfecta de mantener sus cosas secas mientras está en el agua: una bolsa especial que no sólo es impermeable, sino que también se llena de aire cuando la enrolla, actuando como boya. Se llama “Wickelfisch” y fue diseñada por una startup en Suiza, donde nadar al trabajo se ha convertido en tendencia. La bolsa contiene la computadora portátil, papeles, y la ropa seca de Benjamin, y le permite simplemente flotar en el río si sus brazos se cansan.
Dependiendo de la temporada y la temperatura del agua, Benjamin se pone un par de pantalones cortos o un traje de baño, pero siempre lleva sandalias de goma para proteger sus pies. La gente tira todo tipo de cosas en el río, desde botellas de vidrio hasta bicicletas, y las sandalias le brindan protección.


Pero, aun así, nadar en un río puede ser peligroso. Benjamin es un hombre de familia y no quiere arriesgar su vida sólo para ahorrar tiempo, así que todas las mañanas, antes de irse a trabajar, chequea online y comprueba el nivel del agua, la temperatura y la fuerza de las corrientes. Si todo está dentro de los límites seguros, se dirige al río, pero si no, opta por uno de los medios convencionales de transporte.

En este momento, Benjamin David es la única persona en Múnich que utiliza el río Isar para ir al trabajo, pero con alrededor de 30.000 nuevos trabajadores que trasladándose a la ciudad alemana cada año, el tráfico no está mejorando, por lo que espera que algunos de sus compañeros Münchners se unan a él para un baño diario.


lunes, 7 de agosto de 2017

EL ROBO DEL FUEGO


Hace mucho tiempo, no se conocía el fuego, y los hombres debían comer sus alimentos crudos.
Los Tabaosimoa, los Ancianos, se reunieron y discutieron sobre la manera de obtener alguna cosa que les procurase el calor y les permitiría cocer sus alimentos.
 Ayunaron y discutieron... y vieron pasar por encima de sus cabezas una bola de fuego que se sumergió en el mar pero que ellos no pudieron alcanzar.
 Entonces, fatigados, los Ancianos reunieron personas y animales para preguntarles si alguno de ellos podía aportarles el fuego.
 Un hombre propuso traer un rayo de sol a condición de que sean cinco para ir al lugar donde salía el sol. Los Tabaosimoa aprobaron la proposición y pidieron que los cinco hombres se dirigieran hacia el oriente mientras que ellos, llenos de esperanza, continuarían suplicando y ayunando.
Los cinco partieron y llegaron a la montaña donde nacía el fuego.
Esperaron la llegada del día y se dieron cuenta que el fuego nacía sobre otra montaña, más alejada. Retomaron entonces su camino.
Llegados a la montaña, en un nuevo amanecer, vieron el fuego nacer sobre una tercera montaña, aún más alejada. Prosiguieron así hasta la cuarta, después la quinta montaña donde, desalentados, decidieron regresar, tristes y fatigados.
 Contaron esto a los Ancianos quienes pensaron que jamás podrían alcanzar el Sol. Los Tabaosimoa les agradecieron y se volvieron a poner en reflexión sobre lo que podrían hacer.
 Es entonces que apareció Yaushu, un Tlacuache sabio, y él les relató un viaje que había hecho hacia el oriente. Había percibido una luz lejana y quiso verificar lo que era. Se puso a marchar durante noches y días, durmiendo y comiendo apenas.
 La noche del quinto día pudo ver que en la entrada de una gruta ardía un fuego de madera de donde se elevaban grandes llamas y un torbellino de chispas.
 Sentado sobre un banco un hombre viejo miraba el fuego. Era grande y llevaba un taparrabo de piel, los cabellos blancos y los ojos horriblemente brillantes. De tanto en tanto alimentaba esta "rueda" de luz con leños.
 El Tlacuache contó cómo él permaneció escondido detrás de un árbol y que, espantado, él hizo marcha atrás con precaución. Se dio cuenta que se trataba de alguna cosa caliente y peligrosa.
Cuando él hubo acabado su relato, los Tabaosimoa pidieron a Yaushu si él podía volver y traerles un poquito. El Tlacuache aceptó, pero los Ancianos y su gente debían ayunar y orar a los dioses haciendo ofrendas. Ellos consintieron pero le amenazaron de muerte si éste los engañaba. Yaushu sonrió sin decir una palabra.
 Los Tabaosimoa ayunaron durante cinco días y llenaron cinco sacos de pinole que dieron al Tlacuache. Yaushu les anunció que estaría de regreso en otros cinco días; debían esperarlo despiertos hasta medianoche y si él moría, les recomendó de no lamentarse por él.
Portando su pinole, él llegó al lugar donde el viejo hombre contemplaba el fuego.
Yaushu lo saludó y fue solamente a la segunda vez que él obtuvo una respuesta. El viejo le preguntó lo que hacía tan tarde en ese lugar.
Yaushu respondió que era el emisario de Tabaosimoa y que buscaba agua sagrada para ellos. Estaba muy fatigado y preguntó si podía dormir antes de retomar su camino la mañana siguiente.
Debió suplicarle mucho pero al fin el viejo le permitió quedarse a condición de que no tocara nada. Yaushu se sentó cerca del fuego e invitó al viejo a compartir su pinole.
Este vertió un poco sobre el leño, tiró algunas gotas por encima de su hombro, después bebió el resto. El viejo le agradeció y se durmió.
Mientras que Yaushu lo escuchaba roncar, pensaba la manera de robar el fuego.
 Se levantó rápidamente, tomó una brasa con su cola y se alejó. Había hecho un buen pedazo del camino cuando sintió que una borrasca venía sobre él y vio, frente a él, al viejo encolerizado.

 Él lo reprendió por tocar y robar una cosa que no le pertenecía; lo mataría.
 Inmediatamente él tomó a Yaushu para quitarle el tizón pero aunque éste lo quemaba no lo soltaba. El viejo lo pisoteaba, le trituraba los huesos, lo sacudía y lo balanceaba.
 Seguro de haberlo matado, se vuelve a vigilar el fuego. Yaushu rodó, rodó y rodó... envuelto en sangre y fuego; llegó así delante de los Tabaosimoa que estaban orando.
Moribundo les dio el tizón. Los Ancianos encendieron los leños.
El Tlacuache fue nombrado "héroe Yaushu". Lo vemos aún hoy marchar penosamente por los caminos con su cola pelada.


Tlacuache: Mamífero arborícola.
Pinole: Bebida alcohólica a base de maíz.


Fuente: El robo del fuego.